Introducción  

Desde su lanzamiento en 1973, el Honda Civic ha sido uno de los carros compactos más populares en Estados Unidos. Hoy en día, y en su décima generación, es el vehículo más vendido entre los hispanos de Estados Unidos.

Su éxito se puede atribuir a la impresionante reputación de Honda en vehículos de larga duración y  fiabilidad, con bajos costos de funcionamiento.

Todo esto se suma a las otras fortalezas del Honda Civic, que incluyen aceleración rápida, nítido manejo y versatilidad en el transporte de carga.

No aventuramos a arrendar un Honda Civic Sedan de cuatro puertas del 2020 (el mismo modelo que el 2021), con el motor de 2 litros por un año. Teníamos que saber porque el Civic sedán es el auto más vendido entre los Hispanos en Estados Unidos.

Estilos y Opciones

El Honda Civic sedán se ofrece en versiones LX, Sport (la que probé), EX, EX-L, Touring y Si.

El modelo base LX viene con una gran cantidad de equipos por el dinero, pero el Sport puede valer la pena para aquellos que buscan características adicionales.

El EX incluye un motor turboalimentado más otras ventajas, y el EX-L agrega principalmente tapicería de cuero.

El Touring es el Civic más lujoso, mientras que el Si intercambia algunas comodidades para una experiencia de conducción más deportiva.

El LX incluye rines de acero de 16 pulgadas y control de clima automático. Las características electrónicas incluyen una pantalla central de 5 pulgadas y un sistema de sonido de cuatro altavoces.

El Sport agrega mejoras tales como llantas de aleación de 18 pulgadas, respaldos traseros plegables divididos 60/40, un volante forrado en cuero, encendido y entrada sin llave, una interfaz de pantalla táctil de 7 pulgadas, integración Apple CarPlay y Android Auto, y un sistema de audio con 8 bocinas.

El EX viene con un techo solar, ruedas de 17 pulgadas, cámara de punto ciego LaneWatch de Honda, control de clima automático de doble zona, asientos delanteros con calefacción y un asiento del conductor con ajuste eléctrico.

Si desea algunas características más, está el EX-L con su tapicería de cuero. El Touring tiene ruedas de 18 pulgadas, faros LED, un asiento del pasajero con ajuste eléctrico, asientos traseros con calefacción, navegación y un sistema de audio de 10 bocinas.

El Si se basa en el EX-L y agrega algunos extras de rendimiento, incluido el motor más potente.

También incluye un diferencial de deslizamiento limitado, una suspensión deportiva con amortiguadores adaptativos, frenos delanteros más grandes, asientos deportivos con la marca Si, el estéreo de 10 bocinas y un exclusivo grupo de indicadores.

Motor y trasmisión

El LX y el Sport vienen con un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros con 158 caballos de fuerza, 138 lb-pie de torque.

El motor se empareja a una transmisión manual de seis velocidades o una transmisión automática continuamente variable (CVT), que fue la que trajo nuestro modelo de prueba.

El EX, EX-L y el Touring suben a un cuatro cilindros turboalimentado de 1.5 litros con 174 caballos de fuerza y 162 libras pies de torque, acoplado al CVT automático.

El Si utiliza una versión más potente de este motor con 205 caballos de fuerza, 192 libras pies de torque y está disponible exclusivamente con la transmisión manual.

Diseño de Interiores

Por dentro, el Honda se distingue de la competencia, con un buen diseño y los materiales del interior loables, y tanto los asientos delanteros como los traseros son cómodos para los adultos.

La elegante línea del techo reduce un poco el espacio para la cabeza trasera, pero por lo demás la cabina es tan espaciosa que cuatro adultos no tendrán problemas para adaptarse cómodamente a los largos viajes por carretera.

Las puertas traseras se abren ampliamente, lo que facilita la entrada, pero el techo inclinado puede requerir que personas altas se agachen.

Es fácil encontrar una buena posición de asiento gracias a la amplia gama del volante y los ajustes del asiento del conductor. Hacerlo también le proporciona una vista clara desde el parabrisas y hacia los lados.

En términos de almacenamiento, hay un compartimiento de almacenamiento excepcionalmente profundo bajo el reposabrazos de la consola central con 7,2 litros de capacidad.

El espacio en el maletero tiene la friolera de 15,1 pies cúbicos, y eso ya cae en un territorio de sedán familiar.

Tecnología

El sistema de información y entretenimiento para el Civic incluye una pantalla táctil de teléfono inteligente y la integración avanzada. En su mayor parte, los controles están claramente etiquetados y al alcance.

Los tiempos de respuesta son lentos, pequeños botones y la estructura del menú es algo confusa, lo que al principio fue frustrante usarlo. Pero con el tiempo le tome el pulso.

Una pantalla táctil de 7 pulgadas viene de serie en todos los modelos, menos la base LX, e incluye tanto carplay de Apple y Android automático para la funcionalidad de teléfono inteligente en toda regla a través de la propia pantalla táctil.

Seguridad

Viene de serie con control de estabilidad, frenos de disco antibloqueo, airbags laterales delanteros, airbags laterales de cortina y una cámara de vista trasera.

A partir del EX, trae una cámara de punto ciego del lado derecho (LaneWatch) también es estándar, como es el sistema de HondaLink, que también incluye para notificación urgencia de emergencias.

También es estándar el paquete de seguridad Honda Sensing. Incluye control de crucero adaptativo, advertencia de salida de carril y asistencia de mantenimiento, y advertencia de colisión frontal con frenado automático de emergencia.

En carretera

El Honda Civic tiene una nitidez en la carretera que lo hace líder del segmento. La respuesta de la dirección es muy animada, y casi no se siente el balanceo de la carrocería.

La CVT del Civic es considerablemente la más rápida y suave transmisión del segmento, y lo ha demostrado durante todo el año.

El pedal del freno es agradablemente firme y fácil de modular, y detiene el automóvil rápidamente cuando lo necesita. La dirección y el manejo también son precisos, lo que significa que el Civic es relativamente divertido para conducir en las curvas.

Los impactos de carreteras en mal estado están muy bien amortiguados y, en general, la marcha es suave y controlada sin ser demasiado flotante.

Al igual que los mejores Cívic de antaño, de nuevo se siente la diversión deportiva. A diferencia de sus predecesores, sin embargo, es bastante tranquila en el interior a alta velocidad, y su marcha es más dócil que nunca, con un eficiente motor.

El sedán Civic es bastante silencioso en general, a pesar de dejar entrar un poco de ruido de la carretera cuando se conduce sobre superficies de carretera ásperas, no me ha molestado en todo el año que lo probé. La eficiencia y economía de su motor fue extraordinaria.

Tuve días de viajes largos y cortos. He pasado por buenas y malas carreteras, lo he forzado muchas veces para tratar de encontrarle alguna falla. Nunca tuve problemas.

He pasado por el servicio y su aceite siempre mantuvo su nivel. En todo el año no lo he cambiado, ni he tenido un problema que haya que maldiga al fabricante. Es más, puedo decir que es el mejor compacto, y por lejos del mercado.

Conclusión

Es difícil competir con este Civic. El Toyota Corolla se le acerca. El ágil y bien equipado Kia Forte es más económico y el Mazda3 le hace algo de fuerza.

Esta generación del Civic es reconocida por su espacioso interior, excelente calidad de conducción, materiales interiores de lujo y excelente manejo.

Es la mejor opción del segmento, y los hispanos de Estados Unidos lo saben, por eso lo hacen su automóvil preferido y número uno en la comunidad.

 

Precio: desde US$ 21,055 el modelo base hasta 28,555 el Touring

Consumo: 31 mpg, ciudad, 40  Mpg, carretera  (2.0)

Enrique Kogan

Enrique Kogan